Muchos suecos están a favor de la ilegalización de la mendicidad

En Europa hay una proliferación de movimientos ultradrechistas que se refuerzan y la intolerancia se vuelva cada vez más presente en los países europeos. Un síntoma de ello, efectivamente, es que la mayoría de los suecos quieren ilegalizar la mendicidad. Además, dos partidos gubernamentales han presentado dos proyectos de ley en dos ocasiones distintas.
La mayoría de los mendigos son romaníes rumanos y los argumentos que muchos políticos usan tratan de que el país de origen tiene la responsabilidad de ayudar a sus propios ciudadanos.

Un caso llamativo que muestra la polémica de este problema es él de los mendigos que se han establecido en las afueras de Estocolmo. Primero vivieron en la periferia del municipio de Högdalen, en una zona de bosque donde habían construido sus propias chabolas. El propietario de las tierras era el municipio de Högdalen que al final decidió desahuciarles. Los mendigos se trasladaron al municipio vecino y allí, volvierion a recibir el mismo trato; la policía les expulsó otra vez.

Hace unos días me enteré de que el tercer municipio había empezado su proceso de desahucio contra los migrantes. Esta vez, el municipo había ofrecido a los romaníes una ayuda con el regreso a Romanía. Unos aceptaron la ayuda, mientras otros querían quedarse en Suecia. Durante la ejecución del desahucio, unos activistas impidieron que les expulsaran.

Opinión personal:

Sé que es un argumento de valoración, pero yo pienso que es un derecho de cada ser humano tener la posibilidad de mendigar.

Muchos de ellos viven en la miseria en Rumanía y no tienen dinero para poder alimentar a sus niños, ni pueden pagar las tasas de su educación. Algunas personas también están enfermas y no tienen suficiente dinero para poder acudir al sistema sanitario en Rumanía que es muy corrupto. Por estás complicaciónes y otras se ven obligados a seguir viviendo en Suecia y se ven obligados a mendigar.

Los políticos dicen que este problema es algo que tiene que solucionar el gobierno rumano. En parte tienen razón. A través de las medidas democráticas de la Unión Europea por ejemplo, tenemos que hacer presión sobre el gobierno rumano para poder mejorar las condiciones de vida de los romaníes. El pueblo romaní es un pueblo marginado tanto en Rumanía como en el resto de Europa. En este caso concreto los políticos han perdido la concepción de que cada ser humano tiene el mismo valor intangible.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *